Uno por uno vs. Deportivo Riestra

El Cervecero se prendió de lleno a la lucha por el certamen y en nopuedojuegaquilmes.com te brindamos en exclusiva los puntajes de los jugadores que vistieron la blanquita. 

El 10 volvió a convertir el gol de la victoria para el equipo dirigido por Lucas Nardi, que ya suma diez puntos en este campeonato.

Después de haber obtenido un buen triunfo ante Los Andes en el Centenario, Quilmes superó 1 a 0 al Blanquinegro en el Estadio Ciudad de Caseros y no sólo consiguió su tercera victoria en este torneo (segunda de manera consecutiva), sino que además ganó en condición de visitante tras un año y medio de sequía. El encuentro se disputó en el marco de la quinta jornada del Campeonato de la B Nacional 2017/18. De esta forma, el conjunto liderado por Lucas Nardi suma diez unidades, comparte el puesto Nº 2 de la tabla con Juventud Unida de Gualeguaychú y mantiene más viva que nunca la ilusión de retornar a la máxima categoría.

En líneas generales, ningún tramo de los noventa minutos tuvo los condimentos necesarios para que el partido sea atractivo. Pese al resultado positivo y más allá de las dificultades que presentó el césped del campo, el Decano exhibió nuevamente múltiples inconvenientes a la hora de hallar fluidez en su juego y construir un circuito de pases que le permitiera generar situaciones de riesgo en el arco de Carlos Morel. Sin embargo, independientemente de ciertos desajustes que pusieron en peligro la valla de Emanuel Trípodi, mostró carácter, actitud y una solidez defensiva que sentó las bases del éxito.

Por su lado, los Malevos de Nueva Pompeya arrancaron este cotejo con un ritmo frenético, manejaron la pelota de la mano de Brian Sánchez, Sebastián Soto y Nicolás Varela, intentaron aprovechar los espacios disponibles en la mitad de cancha y hasta lograron marcar un gol que la asistente Gisela Bosso se encargaría de anular por posición ilícita. Con el correr del tiempo perdieron intensidad en la presión, les faltó precisión en los últimos metros y la innumerable cantidad de dudas surgidas en su retaguardia posibilitó que los del sur del Gran Buenos Aires se quedaran con los tres puntos sin brillar ni demostrar su mejor versión futbolística.

El empate probablemente hubiera reflejado con más claridad lo sucedido en el duelo. Poco les importa esto a los hinchas y fanáticos del club azul y blanco, cuya felicidad consiste únicamente en ver al equipo en lo más alto. No obstante, los dirigidos por el ex Estudiantes de La Plata deberán pulir detalles y corregir varias cuestiones de su funcionamiento si realmente desean llegar al final de la competencia con chances concretas de volver a la primera división.

A continuación, las calificaciones:

6 – Emanuel Trípodi: No tuvo demasiadas intervenciones en el partido. Se mostró seguro a la hora de salir y descolgar centros.
4 – Braian Lluy: Totalmente impreciso y fuera de ritmo futbolístico. Aún no ha logrado proyectarse al ataque como pretende el entrenador y exhibió serios problemas para cubrir su banda.
5,5 – Juan Larrea: No lo exigieron mucho, pero dejó huecos que podrían haber sido aprovechados por el rival.
5,5 – Tobías Albarracín: Pese a sus inconvenientes para frenar los avances de Brian Sánchez y Jonathan Herrera, contó con la confianza necesaria para impedir el tanto del adversario.
8 – Federico Álvarez: Figura del cotejo. Frescura, dinámica y velocidad para convertirse en el más desequilibrante del equipo. Sólo debe ajustar a futuro la fuerza de los envíos al área.
6 – Sebastián Romero: Mejoró con respecto a los encuentros anteriores y distribuyó el juego cuando pudo hacerlo. Todavía le falta para llegar al pico de su rendimiento.
5 – Augusto Max: Más allá de la garra y la actitud, perdió varias veces su espalda y no sostuvo el nivel demostrado frente a Los Andes.
5,5 – Brandon Obregón: Se lo vio activo para pedir el balón y expuso una clara intención de asociarse con sus compañeros. Consiguió su objetivo en contadas ocasiones.
6,5 – Miguel Caneo: Nuevamente fue el autor del grito sagrado. Puede jugar bien o mal, pero siempre aporta su experiencia. Se ha transformado en un pilar fundamental del Decano.
5 – Matías Nouet: No alcanzó a marcar la diferencia por afuera. Estuvo muy poco participativo.
5,5 – Felipe Cadenazzi: Aguantó a la defensa de Riestra y pivoteó de manera correcta, pero no gozó de chances netas de gol.
5 – Nicolás Castro: Ingresó en el ST para colaborar con la última línea. No poseyó el peso indispensable para ayudar en la parte ofensiva.
7 – Francisco Ilarregui: Jugó sólo veinte minutos, pero ese tiempo le bastó para cambiarle la cara al elenco de Lucas Nardi. Atrevido y picante para encarar al lateral derecho del Blanquinegro y cooperar con el triunfo cervecero.
/ – Matías Mansilla: Disputó los instantes finales del duelo.

 

Anuncios

¡Dejá tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s