1122 días después

Su despedida fue en silencio, el 17 de junio del 2014 el representante de Miguel Eduardo Caneo y Andrés Meiszner sellaban la rescisión.

miguel_caneo_2

En 2014, Quilmes aseguraba la permanencia con RCL a la cabeza y el 10 comenzaba a alejarse.

Pasó mucho tiempo y de todo. Es otro Quilmes. El 17 de junio del 2014, en el momento en que Andrés Meiszner consiguió rescindir el vínculo de Miguel Eduardo Caneo, para que se marche al Deportivo Cali de Colombia, ya se veía lo dañado que estaba el club. La decisión fue económica para reducir el presupuesto. También se iba Ricardo Caruso Lombardi y su camada de jugadores. Llegó el famoso ‘campeonato económico‘. Un día después, el 10 declaró en Fm Sur: “Uno nunca se va de su casa, por eso para mí es un hasta luego”.

En el Verdiblanco de Colombia estuvo sólo seis meses, durante el último semestre del 2014, donde jugó sólo 12 partidos, dos por la Copa Sudamericana y 10 por el torneo. Además, estuvo en cuatro ocasiones en el banco de suplentes. No pudo convertir pero asistió en seis tantos. En Quilmes, Pablo Quattrocchi se las ingeniaba con lo que tenía y cosechaba 12 puntos en 19 fechas del torneo. En la última jornada se dio el interinato de Marcelo Pontiroli.

El 3 de enero del 2015 Deportivo Cali emitió un comunicado en el que informaba que el 10, con 31 años, había llegado a una rescisión de mutuo acuerdo para abandonar la institución. En Quilmes había un contraste inmenso con el semestre anterior: Llegaba Julio César Falcioni y con él una catarata de refuerzos. A tal punto que la 10 la utilizó Diego Buonanotte.

Caneo-primer-encuentro-Viaducto-TELAM_OLEIMA20150711_0117_5

Tras 6 meses de parate. Caruso se llevó al 10 para Sarandí.

Pero el primer semestre de Quilmes no fue bueno, el de Caneo tampoco. El equipo de Don Julio no conseguía los resultados esperados y llegó al final de la primera etapa cuestionado. El 10 se entrenaba por su cuenta, estaba sin club a la espera de posibilidades. El 5 de junio terminó el torneo del Cervecero, el 23 de ese mes el enganche tenía su primer entrenamiento con la camiseta de Arsenal de Sarandí, con Ricardo Caruso Lombardi como DT.

El retorno de Miguel al fútbol argentino fue con el DT que lo vio irse de Quilmes. El 10 de julio del 2015 debutó en la derrota 1 a 0 de los de Sarandí ante Gimnasia de La Plata. Dos semanas más tarde, el 26 de ése mes, en Quilmes comenzaba el ciclo de Sava con la victoria 2 a 1 a la Academia en el Centenario.

En su primera etapa en Arsenal de Sarandí jugó un total de 10 partidos ése segundo semestre y convirtió un gol, ante Colón de Santa Fe el 17 de octubre del 2015. En Quilmes, se vivió una primavera, en la que Facundo Sava llevó al equipo a la pre-liguilla de la Copa Sudamericana. Llegó diciembre y el Colorado coqueteó con Racing, se fue.

373468_20160412115441

Nos dolió a todos. Miguel volvió al Centenario y convirtió un gol.

Una vez más, nueva temporada, se van muchos y vienen unos tantos más. Quilmes empieza la era de Alfredo Grelak con los retornos de Fernando Elizari y Ezequiel Rescaldani. Mientras tanto, el 10 continuó en el Arse en esos primeros seis meses del 2016 y jugó 9 partidos del torneo y uno por Copa Argentina. Convirtió un gol, al Cervecero en el Centenario. La era del Cabezón no arrojaba muchas alegrías y el contexto institucional era el peor de la historia, con jugadores que no se entrenaron en las últimas semanas por falta de pagos.

Tiempo de cambios de aire. En Quilmes, Meiszner eligió a Andreuchi como socio deportivo y realizaron sus últimos daños. Armaron parte del plantel que descendió y dejaron un club en ruinas, el 31/7 el FGC hizo historia y el 10 lo celebró desde su cuenta de Twitter: “Le deseo el mayor de los éxitos a la nueva dirigencia de Quilmes, que sea con sentido de pertenencia y responsabilidad. Salud y adelante”.

caneo

Volvió al club que lo vio campeón para intentar evitar el descenso, no pudo ser.

Dos semanas antes, Caneo iniciaba su etapa en el club que lo vio campeón. Se fue a Colombia para jugar un semestre en Boyacá Chicó. Allí estuvo hasta diciembre y participó en 11 encuentros. En su último partido, convirtió su único tanto en aquel retorno frente al Junior el 25 de septiembre del 2016. El Chicó descendió de categoría.

Ése semestre en Quilmes siguió siendo de Grelak -echaron a Marcelo Broggi contratado por Andreuchi-, aceptable con 19 puntos. El 2017 encontró al Cervecero en declive, el entrenador renunció y, luego del interinato de Lemos, fue el turno de Cristian Díaz. El descenso fue inevitable y todavía negocian la salida del ex entrenador de Olimpo. Miguel siempre lo vivió de cerca y se lamentó por no poder volver, ni aportar su granito de arena.

caneo

Y llegó la hora de reencontrarse. Que gran placer.

Llegó el 13 de junio del 2017, pasaron 1122 días. Muchas cosas en estos tres años y 25 días. Ya no tiene la mentalidad con la que se fue, sus ganas de estar incrementaron, y alternó entre buenas y malas. Tanto Quilmes como Miguel Caneo tuvieron vaivenes. En el peor momento del Cervecero el 10 quiere ayudar y es un placer que el destino los vuelva a unir. No fue un largo adiós, en realidad, fue un hasta luego.

Anuncios

¡Dejá tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s